El 1-1-2 Canarias atendió cerca de 2.800 llamadas la noche de Fin de Año

02/01/2015

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2, servicio dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, atendió durante la noche de Fin de Año, es decir, desde las 21:00 horas del día 31 de diciembre hasta las 8:00 horas del 1 de enero, un total de 2.795 llamadas. Esta actividad supone un incremento del 134,7% respecto al número de llamadas atendidas en el mismo tramo horario de la madrugada del primer jueves del mes, un día de actividad habitual. 

 

02/01/2015

La actividad en el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad se incremento en un 134,7% respecto al mismo tramo horario de un día de  actividad habitual

 

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2, servicio dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, atendió durante la noche de Fin de Año, es decir, desde las 21:00 horas del día 31 de diciembre hasta las 8:00 horas del 1 de enero, un total de 2.795 llamadas. Esta actividad supone un incremento del 134,7% respecto al número de llamadas atendidas en el mismo tramo horario de la madrugada del primer jueves del mes, un día de actividad habitual.

En cuanto a la tipología de incidentes coordinados durante la noche de Fin de Año en las dos salas operativas del 1-1-2 Canarias, los más numerosos fueron los relacionados con la seguridad, extinción de incendios y salvamento que alcanzaron el 52,3%, seguido de los  incidentes de tipo sanitario que representaron un 40,3%.

Respecto a los accidentes, ya fueran de tráfico o de otro tipo, el porcentaje registrado fue del 7,4 %. Uno de los más importantes por su gravedad ocurrió en torno a las cuatro de la madrugada, en el municipio tinerfeño de Arona, y se trata de la asistencia a un motorista de 41 años de edad que resultó herido de carácter grave tras sufrir una caída en el Valle San Lorenzo.

Por su parte, en Gran Canaria, el incidente más importante tuvo lugar a las dos y media de la madrugada cuando la sala operativa del 1-1-2 recibió una alerta comunicando que un barco pesquero, de unos 30 metros de eslora se había soltado del amarre, encallando en la zona de San Cristóbal en Las Palmas de Gran Canaria. Los siete tripulantes, todos ilesos, fueron rescatados por un helicóptero de Salvamento Marítimo.