El incendio de La Palma se encuentra bajo control y perimetrado

18/08/2021

La superficie ronda las 300 hectáreas, con un perímetro de 10 kilómetros, con afectación a viviendas, vehículos y fincas agrícolas

El incendio de La Palma que se originó ayer en El Paso y que se extendió al municipio de Los Llanos se encuentra ya controlado, aunque el Gobierno mantiene por el momento la dirección y el nivel 2 del INFOCA debido a que las condiciones meteorológicas siguen siendo adversas. La superficie aproximada del incendio ronda las 300 hectáreas, con un perímetro de 10 kilómetros, con afectación a viviendas, vehículos y fincas agrícolas, pero sin tener que lamentar víctimas personales.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha hecho este anuncio tras asistir hoy a la reunión técnica de coordinación en el Puesto de Mando Avanzado en El Paso y visitar la zona afectada, junto al presidente del Cabildo y los alcaldes de dichos municipios.

“Teniendo en cuenta que la previsión es que mejoren las condiciones meteorológicas en las próximas veinticuatro horas, podemos trasladar, con reservas, que el incendio está bajo control y perimetrado”, matizó.

El presidente resaltó la complicación de este incendio en zona de interfaz, con afectación agrícola y urbana, lo que ha provocado cuantiosos daños materiales y el desalojo de un centenar de vecinos. Al respecto, Ángel Víctor Torres señaló que las personas evacuadas podrán regresar a sus viviendas, de forma paulatina, siempre que se puedan garantizar las condiciones de seguridad.

El fuego ha provocado una treintena de atenciones sanitarias, aunque ninguna de gravedad, que han sido atendidas por el Servicio de Urgencias Canario y Cruz Roja.

El director de extinción, Jorge Parra, destacó que el trabajo realizado durante la noche por los efectivos terrestres ha sido complicado, “se ha trabajado duramente, con gran intensidad”, detalló, lo que ha permitido una evolución favorable, aunque hay que seguir manteniendo todas las precauciones ya que siguen las altas temperaturas y las fuertes rachas de viento. En este sentido, el presidente añadió que en el día de hoy los trabajos se están centrando en tareas de remate y refresco con medios terrestres, en los que participa un dispositivo de más de 160 personas, quedando los medios aéreos en alerta por si fuera necesaria su intervención.

Las causas del fuego, que se inició en el kilómetro 22 de la LP-3, están siendo investigadas por agentes de la Guardia Civil y hay que esperar los resultados.

El presidente hizo un llamamiento a la responsabilidad y el civismo ya que aún no estamos fuera de peligro y agradeció el esfuerzo de todas las Administraciones implicadas y de los efectivos que siguen trabajando en el terreno.