El incendio forestal declarado en Arico evoluciona de forma favorable, aunque sigue sin estar controlado

21/05/2021

El perímetro del incendio alcanza los 25 kilómetros y una superficie de unas 2.600 hectáreas, lo que no implica que toda esté afectada por el fuego

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, ha anunciado esta noche que el incendio forestal declarado ayer en el municipio de Arico, en Tenerife, continúa activo y sin estar controlado, aunque su evolución es favorable para las tareas de extinción. “Podemos decir que la situación esta tarde es mejor que la de esta mañana, dentro de la gravedad”.

El perímetro alcanza ya los 25 kilómetros y la superficie se eleva a las 2.600 hectáreas de la corona forestal, pero esto no significa que toda haya sido afectada por el fuego. Los flancos han podido comenzar a ser fijados y se espera que durante la noche continúe la mejoría, aunque subsisten focos de especial peligro y todavía la meteorología es adversa, hay que luchar contra el viento, las altas temperaturas y la baja humedad.

El consejero resaltó que, pese a la mejoría, no se han reducido los medios, sino que por el contrario han aumentado. Durante la tarde han trabajado en la zona más de 300 efectivos terrestres de diferentes Administraciones actuando en la zona. A este dispositivo hay que añadir los integrantes de los grupos de seguridad, entre Cuerpo General de la Policía Canaria, Guardia Civil y Policía Local, Protección Civil y apoyo logístico de Cruz Roja. Esta noche permanecerán sobre el terreno unas 130 personas.

En cuanto a los medios aéreos, hoy han realizado descargas cinco helicópteros -4 del GES y uno del Cabildo de Tenerife- así como dos hidroaviones del Estado. Mañana se espera que se incorpore un tercer hidroavión. También ha participado el helicóptero de la Guardia Civil en el control aéreo.

Julio Pérez señaló que no ha habido que lamentar daños personales y tampoco se han realizado evacuaciones. Aún así, recordó la prohibición del Cabildo de Tenerife de acceder a los senderos y pistas forestales de Arico, Fasnia, Granadilla y Vilaflor y respetar las limitaciones establecidas en el Parque Nacional del Teide, cuyo incumplimiento puede conllevar sanciones.

Según explicó el técnico de la DGSE, Jorge Parra, el perímetro se ha ido consolidando. Los trabajos en las últimas horas se han centrado en el flanco izquierdo, que ya está casi acotado, salvo en el Salto de las Hiedras que es una zona muy escarpada. En el flanco derecho ha sido muy complicado trabajar por la gran cantidad de humo, aunque se ha conseguido ir avanzado desde la cola hacia el frente. El incendio sobrepasó puntualmente el límite del Parque Nacional del Teide, pero el impacto ha sido mínimo porque la vegetación es escasa.

 

 

Se espera que el cambio en las condiciones meteorológicas previstas para mañana pueda favorecer la lucha contra el fuego, que llevan a cabo más 200 efectivos terrestres y siete medios aéreos

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, ha informado este mediodía que la situación del incendio forestal de Arico ha mejorado con respecto a ayer, pero que el peligro no ha desaparecido. El fuego sigue sin estar controlado, si bien el esfuerzo del operativo ha conseguido contener el incendio dentro del término municipal.

El trabajo de todos los efectivos terrestres y aéreos realizado durante estos días, junto al cambio de las condiciones meteorológicas previstas para mañana, con una subida de la humedad y una ligera bajada de las temperaturas, apuntan a una situación favorable en la lucha contra el fuego, aunque el viento continuará siendo fuerte en la zona.

Julio Pérez indicó que el perímetro del incendio alcanza los 27 kilómetros y una superficie de 3.300 hectáreas, sin que implique que esté afectada toda la zona. Existen menos puntos de fuego que ayer y ha disminuido el humo en el perímetro. Se espera lograr la estabilización del flanco derecho en el día de hoy y en estos momentos los esfuerzos se concentran en el flanco izquierdo. En cuanto al Parque Nacional, las llamas llegaron hasta el borde, pero se extinguieron por la escasa vegetación.

En el día de hoy hay 200 personas trabajando de diferentes administraciones, a lo que hay que sumar el personal de seguridad y logística. Participan por aire siete medios aéreos, con los necesarios relevos. En este sentido, señaló que son cinco helicópteros y dos hidroaviones, que hoy no pueden cargar en el mar por las malas condiciones y que tienen que hacerlo en tierra. Esto puede retrasar unos minutos las operaciones, si bien se mantiene el ritmo de las descargas de agua.

El jefe de servicio del operativo forestal del Cabildo de Tenerife, Pedro Martínez, explicó que ayer se consiguió anclar el flanco derecho hasta el filo con el parque nacional y que ahora se refuerza el trabajo para evitar reproducciones. En estos momentos, detalló, los esfuerzos se centran en el flanco izquierdo donde hay algunas zonas inaccesibles, con la intención de asegurar toda la línea del perímetro.