El 1-1-2 Canarias ha recibido casi 600 avisos del sistema eCall para vehículos en lo que llevamos de año

17/08/2021 

24/08/2021

La alerta realizada mediante eCall envía de forma automática la ubicación del vehículo accidentado y supone la movilización inmediata de recursos de emergencias

El 1-1-2 recuerda a los conductores que deben completar la comunicación con el 1-1-2 si se activa de forma involuntaria

El 1-1-2 Canarias ha recibido casi 600 avisos eCall en lo que llevamos de año, un sistema integrado en los vehículos que realiza de inmediato una llamada gratuita al Centro Coordinador al detectar una situación de emergencia. De estas alertas, 38 han sido automáticas por accidente de circulación y 558 por pulsación manual del botón SOS, tanto para recibir asistencia como por error.

El sistema eCall, puesto en marcha por la Unión Europea, está incorporado de fábrica en los vehículos homologados de manera obligatoria desde 2018 en modelos M1 (turismos hasta 9 plazas) y N1 (vehículos industriales ligeros, hasta 3.500 kilos). La norma especifica que los vehículos que no cuentan con el sistema eCall, por ser anteriores a la homologación, pueden readaptarse con carácter voluntario.

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad de Canarias recuerda a los conductores la importancia de conocer el funcionamiento del eCall, sistema que conecta directamente al vehículo accidentado con el Centro Coordinador de Seguridad y Emergencias, mediante teléfono y enlace de datos, lo que permite ubicar el punto exacto y reducir el tiempo de respuesta.

En este sentido, desde el 1-1-2 se insiste en no cortar la comunicación si se activa de forma involuntaria, para que los operadores puedan comprobar que se trata de un error y evitar la movilización innecesaria de recursos de emergencias.

La alerta recibida mediante este sistema, que puede ser automática o realizada manualmente por alguno de los ocupantes del vehículo siniestrado, activa de forma inmediata los recursos de emergencias necesarios (bomberos, policía y/o sanitarios) y va unida a la trasmisión de datos esenciales para el Centro Coordinador como, por ejemplo, los relacionados con la ubicación del accidente, los datos identificativos del vehículo, así como la hora en la que se ha producido.

Esta tecnología es especialmente eficaz cuando el ocupante del coche accidentado está inconsciente o incapacitado para pedir auxilio, ya que la rapidez en la llegada de la ayuda es vital para la supervivencia o la reducción de posibles secuelas del herido.

El eCall solo se activa en caso de accidente grave o de gran impacto y el resto del tiempo permanece inoperativo, lo que significa que no realiza ninguna actividad de seguimiento (para controlar la posición del automóvil o su manejo) ni tampoco transmite datos de forma continuada.

Con este sistema en los vehículos y su conexión a los centros coordinadores de emergencias (en el caso de Canarias con el 1-1-2) se persigue garantizar que todos los siniestros se atiendan en lo que se denomina la “hora de oro”, los primeros 60 minutos que trascurren después del accidente que son vitales para la asistencia y donde se produce el 75% de las muertes por accidente de tráfico.