El PEVOLCA acuerda mantener las zonas de exclusión, el confinamiento e intensificar la vigilancia de la calidad del aire

30/09/2021

/300921-Comit-Director-PEVOLCA

Se recomienda el uso de la mascarilla FFP2 y prestar especial atención a las personas vulnerables, que deben evitar los espacios abiertos

El Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA) reunido esta mañana acordó,  con base al informe del Comité Científico previo, mantener las zonas de exclusión y el confinamiento de los barrios costeros de Tazacorte e intensificar la vigilancia de la calidad del aire, entre otras medidas de protección, para garantizar la salud y seguridad de la población y de los efectivos intervinientes.

El director técnico del PEVOLCA durante las jornadas de ayer y hoy, Rubén Fernández, anunció que la colada discurre con cierta estabilidad hacia el mar siguiendo el curso de la colada anterior, pero que el proceso eruptivo continúa desarrollándose en las mismas condiciones que ayer, con algunos puntos de desborde, por lo que es necesario seguir con las restricciones de acceso, salvo para los servicios de emergencias y el personal científico, con el objetivo de asegurar la seguridad de las personas.

En cuanto a la emisión de gases, indicó que algunas mediciones en Tazacorte han dado en momentos puntuales picos de dióxido de azufre que superan los umbrales recogidos en la normativa de calidad del aire, por lo que el PEVOLCA reitera a la población que use mascarillas FFP2, permanezca en interiores y preste una mayor atención a la población vulnerable como son los niños, ancianos, embarazadas y personas con enfermedades crónicas respiratorias.

A este respecto, María José Blanco explicó que los vientos débiles previstos en la vertiente oeste serán condiciones meteorológicas desfavorables desde el punto de vista de la calidad del aire, ya que este fin de semana está pronosticado un fenómeno de inversión térmica que no va a permitir la dispersión de partículas.

En el día de hoy se ha permitido la entrada a la comunidad de regantes y titulares de fincas localizadas entre La Bombilla y El Remo para realizar labores de riego. También se han realizado estas labores al norte de montaña La Laguna, donde además se ha autorizado trabajos de recolección, que se extenderán mañana, si las condiciones lo permiten, a la zona ubicada entre La Bombilla y El Remo.

Asimismo, hoy sólo se ha autorizado el acceso de algunos vecinos a sus viviendas para cuestiones muy puntuales y de carácter urgente, así como para alimentar a los animales con un convoy de seguridad, y siempre fuera del área de exclusión.

Desde el PEVOLCA se continúa realizando un seguimiento constante de los parámetros como la calidad del aire, la explosividad y la emisión de piroclastos, entre otros.

Rubén Fernández señaló que según los últimos datos del satélite Copernicus, habría un total de 981 construcciones afectadas, de las cuales 855 estarían dañadas en su totalidad, aunque recordó que estos datos se tienen que contrastar con el catastro y los ayuntamientos y hacer un análisis detallado del tipo de edificación.

Sobre los albergados, apuntó que permanecen en el hotel de Fuencaliente 186 personas, con el apoyo de Cruz Roja Española.

Rubén Fernández subrayó la importancia de no relajar las medidas sanitarias respecto a la COVID-19, es decir, mantener la distancia de seguridad y reforzar el uso de mascarillas.

El director técnico del PEVOLCA agradeció, en nombre del Cabildo de La Palma y de los ayuntamientos afectados, las muestras de solidaridad de las personas que han donado ropa u otros enseres. Al respecto, señaló que estas necesidades ya están cubiertas y dijo que la colaboración se puede seguir realizando con donativos a través de las cuentas habilitadas por el Cabildo, los ayuntamientos y otras entidades oficiales.

Dictamen diario del Comité Científico

Previamente a la reunión del Comité Director del PEVOLCA se reunió el Comité Científico del Plan en el que sus integrantes expusieron sus conclusiones sobre la evolución del fenómeno eruptivo desde el día de ayer. Este Comité Científico está coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y lo integran representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Tales conclusiones fueron:

“La erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano con una prevalencia de carácter efusivo desde hace dos días en el centro de emisión del flanco norte. La colada que alcanzó el mar mantiene un caudal continuo hacia el mar en forma de cascada. En la base del acantilado se está formando un delta de lava con un amplio frente que ha alcanzado visible en superficie la cota de 24 m en profundidad. En el área de contacto se están produciendo nubes de vapor de agua y otros gases posiblemente tóxicos, que se concentran en una pequeña área alrededor del contacto (penacho marino).

A lo largo de los frentes de esta colada activa que ha llegado al mar, se pueden producir avances significativos. Aunque la colada activa haya llegado al mar, el proceso eruptivo continúa su actividad. El resto de las coladas están prácticamente inactivas. Desde esta mañana se constata la aparición de un campo fumarólico extenso en el flanco noreste.

El proceso eruptivo puede mostrar episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como pulsos con actividad freatomagmática.

La morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración.

La altura medida hoy de la columna de cenizas y gases es de 2500 m. Continúa el predominio de la estabilidad atmosférica con la presencia de una marcada inversión térmica (de unos 5 a 7 °C).

Esta inversión se sitúa alrededor de unos 1500 metros y descenderá mañana a unos 700 metros, debido a la entrada de una masa cálida y seca en altura de origen africano y que podrá ir acompañado de calima en niveles altos. El viento continuará del nordeste en torno a 30-40 km/h, con intervalos de fuerte en los extremos sureste y noroeste (en estas zonas las rachas pueden alcanzar de forma puntual los 70 km/h). En el área próxima a la erupción, debido al efecto orográfico, en la vertiente oeste, predominio de brisas según el ciclo diurno (dirección mar-tierra durante el día y al contrario durante la noche). Entre los 1500 – 5000 metros predominará la componente este a sureste con intensidades entre 25 – 35 km/h. La configuración del viento anteriormente descrita dispondrá la nube de cenizas y SO2 hacia el norte-noroeste desde el área de erupción, afectando principalmente a la vertiente oeste de La Palma. La alta estabilidad en capas bajas de la troposfera, unido con los vientos débiles en la vertiente oeste serán condiciones meteorológicas desfavorables desde el punto de vista de la calidad del aire.

Baja probabilidad de lluvia débil en el norte y este, para la jornada de hoy.

La sismicidad continúa localizándose, principalmente, cercana a la sismicidad de los primeros días, a profundidades mayores de 10 km. En las últimas 24 h se han localizado algunas decenas de sismos, el mayor de 3.3 mbLg, sentido con intensidad II EMS. También se registran algunos sismos superficiales en el entorno del centro eruptivo. El tremor se mantiene estable en niveles medios. Algunas estaciones sísmicas cercanas al delta lávico registran un tremor de alta frecuencia. Las deformaciones muestran un patrón estable.

La estimación de la tasa de emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmósfera por este proceso eruptivo durante el día de ayer continúa registrando valores relativamente altos y acordes al proceso eruptivo, alcanzando valores de 7149 toneladas diarias.

El umbral diario de partículas inferiores a 10 micras (PM10) establecido según la normativa de calidad de aire en vigor (50 μg/m3), se volvió a superar ayer en la estación móvil de Los Llanos.

Esta superación diaria, no supone por ahora, que se rebasen los límites de calidad del aire para la salud, pero se recomienda continuar con las medidas de precaución establecidas en el informe de ayer. Durante el día de hoy, los valores de partículas PM10 y PM2.5 se están reduciendo en el conjunto de estaciones, en comparación con días anteriores efecto (https://www3.gobiernodecanarias.org/medioambiente/calidaddelaire/inicio.do).

Respecto al dióxido de azufre (SO2), en la cabina de medición ubicada en Tazacorte se están midiendo valores altos y muy altos durante varias horas consecutivas, llegando a superar los 500 ug/m3 en el promedio horario de las 8:00. En estos momentos se están midiendo valores horarios superiores a 300 ug/m3 en dicha estación.

En la estación ubicada en Los Llanos se observa un aumento de la concentración de dióxido de azufre desde la pasada madrugada, situándose desde ese momento en valores en el entorno de los 100 ug/m3. Esto no supone una superación de los valores límite horarios, pero si continúa de esta manera, se podría llegar a superar el valor límite diario.

El olor a “huevos podridos” reportado por algunos ciudadanos en Los Llanos de Aridane, es debido al sulfuro de hidrógeno en el aire. Estos valores, que se registran en modo continuo en las estaciones de calidad del aire, actualmente no representan un peligro para la salud. El olor a “huevos podridos” y el incremento de SO2 se debe a la afección del penacho volcánico en el área.

Respecto al resto de estaciones ubicadas en La Palma, los valores de SO2 son bajos y no presentan un problema en este momento.

El penacho marino generado por el encuentro de la lava con el mar no debe subestimarse, pero tampoco debe causar alarma. Se sugiere prestar mucha atención al pronóstico del viento para la monitorización de los posibles cambios de dirección del penacho y actuar en consecuencia.

Los servicios de emergencia que trabajen a menos de 1 km del delta deberían usar gafas y máscaras de gas. También se recomienda el lavado de los ojos después de cualquier exposición, ya que los síntomas, a menudo, no se perciben hasta más tarde.

Estos penachos marinos se pueden sentir hasta varios kilómetros de distancia de la fuente, aunque por supuesto más diluido. Si el penacho marino llegara a núcleos poblacionales, sería muy beneficioso permanecer en el interior de las viviendas siempre que sea posible y cerrar todas las puertas y ventanas. Creemos que se puede lograr una gestión cuidadosa de la exposición al penacho marino, en lugar de la necesidad de ampliar la zona de exclusión. Aquellas personas con sistemas respiratorios debilitados (por ejemplo, asmáticos), deben prestar mucha atención a los pronósticos del penacho, ya que son más vulnerables a concentraciones más bajas.

Para evitar la posible afección de estos hechos a la seguridad de la navegación del B.O. Ramón Margalef que realiza sus labores científicas en esta área, se recomienda mantener una distancia de al menos 500 m.

Ante los grandes espesores de colada de lava observados en algunos puntos, se pueden producir colapsos de su frente que, en zonas de mayor pendiente, pueden conllevar la formación de grandes fragmentos de colada, que pueden desprenderse del frente de la colada y que de forma repentina alcanzando distancias de varios metros desde el frente de colada, dependiendo de la topografía. También en zonas de gran pendiente, se puede producir pequeños flujos piroclásticos.

Se recomienda un radio de exclusión de 2.5 km en torno a los centros de emisión para minimizar el riesgo de impacto de piroclastos y la exposición a los gases. También se recomienda no aproximarse a las coladas de lava por el riesgo de exponerse a los gases emitidos, posibles desprendimientos y las altas temperaturas. Es posible que algunas detonaciones violentas puedan producir rotura del vidrio de las ventanas, hasta un radio de 5 km desde el cono. Por lo tanto, en caso de intensificación de la actividad explosiva, se recomienda alejarse de las ventanas.

En las zonas afectadas por una intensa caída de cenizas (que se observe una clara deposición sobre el suelo) y más aún si se observa bruma, se recomienda mantenerse en espacios interiores.

Al aire libre, se recomienda así mismo el uso de mascarillas FFP2 y de sistemas de protección de ojos. Ante la llegada de cenizas a otras islas, se recomienda en las afectadas, el uso de mascarillas quirúrgicas. Se recomienda la limpieza de azoteas en las que se acumulen espesores de cenizas de varios centímetros. Se insiste en que se sigan de manera precisa el procedimiento de retirada de cenizas indicado por Protección Civil (humedecer ceniza, protección de ojos, llevar mascarilla, proteger la piel,…, véase documentación anexa).

Sigue siendo imperativo el respeto de las zonas de exclusión terrestre y marítima, para mantener la integridad física de las personas.

Se ha reforzado el seguimiento continuo de la actividad y se comunicará cualquier cambio significativo que se observe. Manténganse atentos a la información que proporcionen las correspondientes autoridades de Protección Civil”.