La reducción del área de exclusión marítima por la erupción de La Palma permitirá reactivar la pesca en la zona

19/01/2022

Capitanía Marítima delimita en media milla náutica desde la costa entre La Bombilla y San Borondón la nueva zona de exclusión

Se mantiene la evacuación de Puerto Naos, La Bombilla y El Remo por la emisión de gases tóxicos

En los próximos días se reforzarán los equipos de medición de gases en las zonas evacuadas

Los últimos retornos de población autorizados esta semana no han registrado incidencias

La reducción de la zona de exclusión marítima a media milla náutica, el refuerzo de los equipos de medición de gases en las zonas que continúan evacuadas y el restablecimiento de los suministros básicos centraron la reunión de este miércoles del Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), dirigida por el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias y responsable del plan, Julio Pérez.

La Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife, de la Dirección General de la Marina Mercante del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, redujo, una vez consultado el Comité Científico, la zona de exclusión marítima, que se situaba en dos millas náuticas desde la costa entre La Bombilla y San Borondón, pasando en estos momentos a media milla náutica. Además, este área de exclusión podría volver a ajustarse una vez se realice una nueva batimetría por parte del Instituto Español de Oceanografía. Con esta reducción podrá reactivarse la actividad pesquera en la zona ya que la nueva delimitación tan solo afecta a la pesca demersal.

En estos momentos continúan los trabajos de limpieza de las viviendas y de acompañamiento a las zonas realojadas en colaboración con bomberos, Equipos de Intervención y Refuerzo en Incendios Forestales (EIRIF) del Gobierno de Canarias, Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) del Gobierno de España, Equipo de Montaña de Cruz Roja y personal de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma.

Aunque esta semana se han autorizado realojos, a corto plazo no está previsto permitir el regreso de población en las zonas todavía afectadas por la presencia de altos niveles de gases. Por tanto, se mantiene la evacuación de Puerto Naos, La Bombilla y El Remo, así como en el límite de la zona del Camino José Pons – La Jurona pegada a la colada sur.

Asimismo, el Comité Director informó que se está procediendo a restablecer de forma paulatina los servicios básicos de electricidad y de agua en las zonas realojadas, en donde se ha suministrado a más de 100 viviendas agua con cubas para proceder a la limpieza de las mismas en colaboración con Bomberos y personal del CECOPIN.

Mientras, para aquellas zonas en las que se ha constatado la presencia de gases que impiden la vuelta de las personas a sus hogares, el Comité Director del PEVOLCA tiene previsto reforzar los equipamientos de sistemas de medición en varios niveles. Por un lado, se establecerán cuatro estaciones de medición fijas, dos en La Bombilla y dos en Puerto Naos, que transmitirán mediciones de niveles de gases de forma continua al Puesto de Mando Avanzado. A estas se unirá una quinta que instalará el Instituto Geográfico Nacional. Por otro lado, en Las Manchas se instalarán estaciones más pequeñas para poder monitorizar si se produce alguna nueva emanación.

Desde el Comité Científico se puso como ejemplo en la reunión la situación actual en La Bombilla, donde hay niveles altos de CO2 difuso cuya presencia está afectada por las condiciones de los vientos y las mareas del mar, lo que inhabilita la estancia de manera permanente. En este núcleo vecinal, además de en Puerto Naos y en El Remo, se han realizado en los últimos días demostraciones a la población de mediciones de gases, por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, para que esta conozca la situación actual.

Por otro lado, sobre el número de albergados en hoteles, la cifra se reduce en ocho personas respecto al último dato disponible, permaneciendo hospedadas un total de 512 personas. De ellas, 324 se alojan en Fuencaliente, 121 en Breña Baja y 67 en Los Llanos de Aridane. Desde Cruz Roja, organización encargada de la gestión, señalan que del total alrededor de 160 personas podrían regresar a sus viviendas.

 

Temperaturas de hasta 500 grados en los bordes de las coladas

En la reunión se analizó también el último informe del Comité Científico, que estuvo reunido ayer, en el que se recuerda que persisten algunos peligros volcánicos ya que continúa la fase post-eruptiva, lo que no conlleva necesariamente el final de la reactivación magmática en Cumbre Vieja, aunque se mantiene la ausencia de tremor. La sismicidad en las últimas jornadas sigue siendo de baja magnitud en todas las profundidades y no hay tendencia en las deformaciones.

Respecto a los niveles de calidad del aire debido al dióxido de azufre, estos se han mantenido en niveles buenos o razonablemente buenos en todas las estaciones; en cambio, esta semana sí que se alcanzaron niveles de calidad del aire extremadamente malos por partículas PM10 en todas las estaciones, debido a la intrusión de masa de aire sahariano de muy alta intensidad entre los días 14 y 17 de enero.

El Comité Científico expuso también que en los bordes de las coladas de lava en las que se está trabajando o en los fragmentos de lava que se está extrayendo, se han registrado valores de temperatura que superan los 500 y 300 grados centígrados, respectivamente, aunque no se aprecia incandescencia.

 

Desmovilización de la UME

Durante el Comité Director de este miércoles José Alberto Gallego, teniente coronel de la Unidad Militar de Emergencia (UME), tomó la palabra después de que este 18 de enero se haya procedido a la desmovilización del cuerpo que dirige. Gallego agradeció que la dirección de la emergencia haya contado con ellos desde el principio de la erupción, hace hoy cuatro meses, cuando se solicitó su activación 26 minutos después del comienzo de la misma. Además, destacó el buen trato de todas las personas implicadas en la emergencia.

“Me ha sorprendido la magnífica organización y la relación entre los organismos,  hemos aprendido mucho los unos de los otros. La UME siempre está para servirles, existimos porque nos llaman, trabajamos todo el año para ello y en Canarias nos llaman y cuentan con nosotros”, resaltó el teniente coronel.

Por su parte, el consejero Julio Pérez también mostró su agradecimiento a este cuerpo por su disponibilidad, versatilidad, capacidad de aprendizaje, adaptación al trabajo colectivo y la proximidad y empatía con la ciudadanía. La UME ha realizado tareas tan diversas como acompañamientos en las evacuaciones de las viviendas, monitorización del avance de las coladas, coordinación de los vuelos de drones o mediciones de gases, entra otras funciones.

 

Dictamen del Comité Científico

Previamente al Comité Director tuvo lugar, durante el día de ayer, la reunión del Comité Científico del Plan. Este Comité Científico está coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y lo integran representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Tales conclusiones fueron:

“Desde el 13 de diciembre estamos en fase post-eruptiva. En esta fase post-eruptiva persisten algunos peligros volcánicos, y no conlleva necesariamente el final de la reactivación magmática en Cumbre Vieja.

En los bordes de las coladas de lava en las que se está trabajando o en los fragmentos de lava que se está extrayendo, se han registrado valores de temperatura que superan los 500ºC y 300ºC, respectivamente. Estas temperaturas no tienen por qué apreciarse como incandescencia.

No hay presencia de tremor volcánico en las señales sísmicas. La sismicidad, que es de baja magnitud, está en niveles muy bajos en todas las profundidades. No se puede descartar la ocurrencia de sismos sentidos.

Respecto a deformaciones, sin tendencia en todas las estaciones de la red.

La emisión de dióxido de azufre (SO2) ha sido BAJA durante los últimos 7 días. Esta emisión NO está relacionada con ascenso magma, sino con un proceso de solidificación del magma superficial todavía existente en los conductos del centro eruptivo.

La emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km² del sistema volcánico de Cumbre Vieja, continúa reflejando una emisión superior al valor promedio de los niveles de fondo (B). Durante los últimos 7 días esta emisión difusa fue 5,4 veces el promedio de los niveles de fondo (5,4 x B) y refleja una estabilidad respecto a las estimaciones registrados durante este periodo. En algunas zonas concretas de Cumbre Vieja estas emanaciones difusas de CO2 pueden representar un peligro para las personas siempre y cuando se registren valores altos de flujo difuso de CO2 en zonas no muy bien ventiladas y/o a alturas por debajo de un metro del suelo como consecuencia de la posible acumulación de CO2 y descenso del oxígeno (O2) en el aire. En la zona de La Bombilla y Puerto Naos, se continúan registrando valores anómalamente elevados de CO2.

Continúa el predominio del viento de SE que se espera que gire a norte a partir del próximo viernes-sábado. Además, los flujos del E continuarán produciendo entrada de polvo sahariano sobre el archipiélago canario. Se han emitido avisos FMA nivel amarillo por polvo en suspensión para la isla de La Palma (los avisos y sus futuras actualizaciones pueden consultarse en www.aemet.es). Para la jornada de hoy, lluvias débiles en el sudeste a primeras y últimas horas. A partir del final del jueves la llegada de una estructura frontal debilitada incrementará la probabilidad de precipitaciones en La Palma. La operatividad del aeropuerto queda sujeta a las condiciones puramente meteorológicas, debido a la no presencia de ceniza volcánica en la troposfera.

Desde el día 13 de enero, fecha del último informe, la calidad del aire debida al dióxido de azufre (SO2), contaminante asociado al proceso eruptivo, se ha mantenido en niveles buenos o razonablemente buenos en todas las estaciones, por lo que no se han registrado nuevas superaciones de los valores límite horarios ni diarios en ninguna estación desde el día 13 de diciembre. Durante el día de hoy se mantienen los niveles buenos en todas las estaciones de la isla.

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), se ha producido un evento de intrusión de masa de aire sahariano de muy alta intensidad entre los días 14 y 17 de enero, alcanzando niveles de calidad del aire extremadamente desfavorable y superándose el valor límite diario (establecido en 50 µg/m3) en todas las estaciones de la isla. Durante la mañana de hoy se mantienen los niveles entre muy desfavorables y desfavorables en todas las estaciones debido a la intrusión de aire sahariano.

Consulten la web del Gobierno de Canarias de Calidad del Aire:

https://www3.gobiernodecanarias.org/medioambiente/calidaddelaire/ica.do

(*) Escala de rangos de emisión de SO2 expresada como kg/s: MUY ALTA > 500 kg/s; ALTA entre 50 y 499 kg/s; MEDIA entre 5 y 49 kg/s; BAJA entre 0,5 y 4,9 kg/s; MUY BAJA < 0,5 kg/s.

 

OBLIGACIONES Y RECOMENDACIONES

Sigue siendo imperativo el respeto de las zonas de exclusión terrestre y marítima, para mantener la integridad física de las personas.

 

MOVIMIENTOS SÍSMICOS:

En el exterior:

Si te encuentras en el exterior y se registra un sismo, busca un lugar abierto y aléjate de estructuras que puedan caer a la vía y de las zonas con riesgo de derrumbe.

Por tu seguridad, recuerda estos consejos de autoprotección:

–        Dirígete a espacios abiertos.

–        Aléjate de edificios, balcones, semáforos, farolas, tendidos eléctricos o árboles.

–        No te acerques a zonas con peligro de desprendimientos.

–        Sigue las recomendaciones de las autoridades e infórmate por canales oficiales y medios de comunicación.

–        Si te encuentras en un vehículo, disminuye la velocidad y para el motor cuando sea posible, lejos de edificaciones y zonas escarpadas. Pon los indicadores de emergencia y permanece en el vehículo hasta que finalice el terremoto.

En el interior:

Tanto en casa, como en el centro de trabajo, toma medidas preventivas: refuerza las estanterías, fija lámparas y retira objetos grandes del mobiliario.

Si te sorprende un temblor en el interior de tu vivienda, mantén la calma y sigue estos consejos de autoprotección:

–        Mientras dure el temblor, no salgas al exterior.

–        Protégete bajo el marco de una puerta o de algún mueble sólido, como una mesa.

–        No te sitúes cerca de ventanas.

–        Si tienes que abandonar tu casa, desconecta agua, luz y gas.

–        En caso de evacuación, baja por las escaleras y no utilices el ascensor.

–        Sigue las recomendaciones de las autoridades e infórmate por canales oficiales y medios de comunicación.

 

CENIZAS:

·       Se recomienda la limpieza de azoteas con espesores de cenizas de varios centímetros. Se insiste en que se sigan de manera precisa el procedimiento de retirada de cenizas de azoteas y suelo indicado por Protección Civil (humedecer ceniza, protección de ojos, llevar mascarilla, proteger la piel, etc). Para la retirada, se deben usar mascarillas FFP2, guantes, humedecer ligeramente para su barrido y evitando el uso de sopladores, pues aumentan la re-suspensión de las partículas más perjudiciales para la salud.

·       Las mismas recomendaciones se aplicarán en caso de removilización de ceniza por viento o limpieza.

 

PENACHO MARINO:

Aun estando en fase post-eruptiva, se insiste en el mantenimiento de las zonas de exclusión terrestre y marítima para evitar los peligros asociados al penacho marino.

·       Se sugiere prestar atención a la dirección del viento por la dispersión del penacho y actuar en consecuencia, especialmente aquellas personas con el sistema respiratorio debilitado (por ejemplo, asmáticos) ya que son más vulnerables a concentraciones más bajas.

·       También se recomienda el lavado de los ojos después de cualquier exposición, ya que los síntomas, a menudo, no se perciben hasta más tarde.

 

SEGURIDAD EN LA NAVEGACIÓN:

·       Para la seguridad de la navegación de todo tipo de embarcaciones que pretendan acceder a la zona de exclusión marítima, se recomienda mantener una distancia de al menos 500 m para las zonas comprendidas entre el norte del delta lávico 4 y el sur del delta lávico 1-2. La navegación con fines científicos para la gestión de la emergencia, se puede realizar a distancias menores, bajo la responsabilidad del armador y el capitán o patrón de la embarcación, siempre y cuando se cuente con el visto bueno de la Dirección Técnica de PEVOLCA y Capitanía Marítima y teniendo en cuenta que existen nuevos bajos en la zona, no cartografiados, que pueden producir serios problemas a embarcaciones e incluso su varamiento.

 

COLADAS LÁVICAS:

·       Dada la reducción de la zona de exclusión, se insiste en la recomendación de no aproximarse a las coladas de lava por el grave riesgo de exponerse a los gases emitidos, desprendimientos y altas temperaturas.

·       Ante los grandes espesores de colada de lava observados en algunos puntos, se pueden producir colapsos de sus bordes que, en zonas de mayor pendiente, pueden desprenderse recorriendo distancias de varios metros.

 

Continúa el seguimiento de la actividad y se comunicará cualquier cambio significativo que se observe. Manténganse atentos a la información que proporcionen las correspondientes autoridades de Protección Civil.