400 alumnos de secundaria el Colegio Teresiano aprenden a alertar correctamente al 1-1-2 y a realizar masaje cardíaco

13/06/2014

Taller 112   Jornadas Colegio Teresiano

El 1-1-2 Canarias y el SUC organizaron esta mañana diversos talleres sobre cómo alertar correctamente al servicio de emergencias, realizar un adecuado masaje cardíaco y llevar a cabo maniobras básicas en primeros auxilios

Unos 400 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) del Colegio Teresiano, en Las Palmas de Gran Canaria, participaron hoy en una Jornada de Emergencias organizada por el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2  y el Servicio de Urgencias Canario (SUC), ambos dependientes del Gobierno de Canarias, en las instalaciones del centro educativo.


Esta acción formativa se enmarca en el conjunto de actividades que, tanto el CECOES 1-1-2 como el SUC, desarrollan anualmente en centros de enseñanza de Canarias con el fin de introducir a los jóvenes en la denominada “cultura de emergencias” y que aprendan a acceder correctamente a la cadena de supervivencia en diferentes situaciones, comenzando por saber alertar de forma adecuada al 1-1-2.


Con estas charlas, el SUC y el 1-1-2 Canarias persiguen mejorar la capacidad de reacción de los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) ante situaciones de emergencias. En este sentido, es fundamental que conozcan qué es y para qué sirve el 1-1-2, -los avances tecnológicos con los que cuenta para la gestión de emergencias y la localización de llamadas- y adquieran de la mano de los profesionales del SUC los conocimientos básicos que les permitan proporcionar una ayuda correcta hasta la llegada del recurso sanitario y el personal especializado, ante incidentes que se pueden producir en el colegio, en la calle o en el propio domicilio como por ejemplo, un atragantamiento u obstrucción de la vía aérea; quemaduras; hemorragias; heridas; traumatismos y síncope,  entre otros.

Para ello, esta mañana se llevaron a cabo algunos talleres, como es el caso del SUC que enseñó a los casi 300 alumnos de 1º, 2º y 3º de ESO  algunas de las maniobras básicas en primeros auxilios que pueden realizar ante un atragantamiento, traumatismo o síncope, e incluso, los pasos a seguir para realizar “un buen masaje cardíaco”, técnica imprescindible en las paradas cardiorrespiratorias.


Con este segundo taller, los 88 alumnos de 4º de la ESO del Colegio Teresiano aprendieron a reconocer los signos básicos que verifican la existencia de una parada cardiorrespiratoria, como son el estado de inconsciencia de una persona y la falta de pulso para que, a partir de ese punto, sean capaces de actuar correctamente y alertar inmediatamente al teléfono de emergencias 1-1-2.

En su desarrollo, los técnicos del SUC utilizaron torsos de formación que permiten localizar el punto exacto donde debe realizarse el masaje cardiaco y la presión con la que debe realizarse, la apertura de la vía aérea, maniobra más conocida como frente-mentón, o incluso la ventilación artificial.

Por su parte, el CECOES 1-1-2 mostró a los alumnos de los cuatro niveles de enseñanza de la ESO la capacidad que tiene, gracias a las últimas innovaciones con las que cuenta su sistema tecnológico, para recibir en sus salas operativas imágenes en tiempo real de lo que sucede en cualquier punto del Archipiélago. Destaca, la aplicación gratuita para smartphones, FRESS112, que permite acceder directamente al 1-1-2 con sólo pulsar un botón, geolocalizar la llamada e incluso el envío al centro coordinador de fotos y próximamente vídeos de la emergencia.

Despliegue de medios
La muestra contó con un amplio despliegue de medios desplazados por el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 y el Servicio de Urgencias Canario (SUC).


El 1-1-2 trasladó al Colegio Teresiano un vehículo de coordinación y un remolque de comunicaciones. Su personal mostró el funcionamiento de este vehículos con capacidad para enviar las imágenes en tiempo real desde el lugar del incidente al centro coordinador.


El Servicio de Urgencias Canario (SUC) participó con la unidad de catástrofes (UMCAT) y un vehículo de intervención rápida (VIR) que ofrece una respuesta avanzada en los incidentes grave que se producen en las dos capitales canarias, al tiempo que coordina in situ la asistencia sanitaria en los accidentes de múltiples víctimas.