El 1-1-2 Canarias dio respuesta a las urgencias y emergencias de más de 21.382 personas en Fuerteventura

04/03/2016

 

Esta cifra supone el 4,4% del total de los ciudadanos atendidos en Canarias durante el año 2015

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2, dependiente de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, gestionó en 2015 la asistencia de 21.382 personas en la isla de Fuerteventura, las cuales se vieron involucradas en alguno de los 21.512 incidentes registrados.

Esta cifra supone que Fuerteventura concentra el 4,4 % del total de ciudadanos del Archipiélago para los que el 1-1-2 Canarias gestionó la ayuda necesaria. En ese sentido, la isla de Fuerteventura se sitúa en cuarto lugar en cuanto a la actividad general del 1-1-2 Canarias por territorios, precedida de Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote.

En cuanto a la tipología de los incidentes localizados en Fuerteventura, los relacionados con la seguridad sumaron 6.908, mientras que los de carácter sanitario ascendieron a 10.409. En tercer lugar, se encuentran los accidentes de distinto tipo, como los laborales o de tráfico por ejemplo, que suman 1.830 y, en menor medida, los incidentes que hacían referencia a asistencias técnicas, extinción de incendios y salvamento marítimo que aglutinaron 2.364.

El 1-1-2 Canarias registró durante el pasado año un total de 490.160 incidentes en todo el Archipiélago en los que se atendió a 483.047 personas. Del total de solicitudes de ayuda atendidas por el 1-1-2 Canarias, el 47,7% fue resuelto desde el propio Centro Coordinador sin necesidad de movilizar recursos de seguridad y emergencias, es decir, se trató de casos relacionadas con peticiones de información y consultas teledirigidas. Estas últimas tienen lugar cuando el técnico sectorial -médicos, cuerpos de seguridad, bomberos, técnicos de atención a la mujer o el propio coordinador multisectorial- presente en el Centro Coordinador resuelve la petición de ayuda del ciudadano sin que ello requiera la activación de un servicio de seguridad y emergencias.