El 1-1-2 Canarias vuelve a localizar a una persona que precisa asistencia sanitaria urgente en su domicilio cuya dirección se desconoce

08/08/2014

La madre del afectado, contactó con la sede de su consulado en Tenerife, para manifestar que tras una conversación por Skype había detectado que su hijo precisaba asistencia sanitaria urgente

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias (CECOES) 1-1-2, dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, vuelve a ser en la misma semana el escenario de la coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuyos enlaces se encuentran en la sala operativa, y una sede consular en Tenerife, para localizar a un ciudadano extranjero residente en la isla de Lanzarote que precisaba asistencia sanitaria urgente.

La llamada de alerta se recibió a las 18:50 horas, por parte del representante de una sede consular informando que había recibido, desde el extranjero, la llamada de un ciudadano de su país, indicándole que mientras mantenía una conversación con su hijo a través del Skype  había percibido que éste precisaba asistencia sanitaria urgente.

Inmediatamente, el coordinador multisectorial de guardia en la sala operativa del CECOES 1-1-2 solicitó al representante de la sede consular que aportara todos los datos que tuviera del afectado para intentar localizarlo, pero la madre desconocía la dirección,  y sólo pudieron facilitar nombre y apellidos del mismo, así como dos números de teléfono móviles que estaban fuera de cobertura y registrados en las bases de datos del 1-1-2 Canarias.

A continuación, el enlace del Cuerpo Nacional de Policía presente en la sala operativa del 1-1-2 contactó con la comisaría de Arrecife para intentar, a través de los permisos de residencia, localizar la dirección del afectado. En el registro de datos aparecían varios candidatos por lo que se solicitó la colaboración del consulado, en contacto telefónico con la madre, para que ésta le facilitara fecha de nacimiento del individuo, nombre de los padres y cualquier otro dato que contribuyera a su localización.

Con los nuevos datos obtenidos, el Cuerpo Nacional de Policía localizó en su base de datos al afectado figurando en su historial una dirección de contacto.

A partir de ese momento, efectivos de la Guardia Civil se personaron en dicho domicilio a efectos de verificar la información y comprobaron que efectivamente el afectado precisaba asistencia sanitaria urgente, por lo que contactaron con el 1-1-2 solicitando una ambulancia.

Desde la sala operativa, se activó al Servicio de Urgencias Canario (SUC) que desplazó una ambulancia de soporte vital básico que se hizo cargo de la asistencia sanitaria de pronóstico menos grave.